Combate de Incendios Forestales y Rurales
 

Misiones de vigilancia:
El avión es una herramienta, que ofrece muchas posibilidades, a la hora de realizar misiones de vigilancia, al constituirse en un punto de observación de enormes extensiones. Además se eliminan las zonas ocultas, no visibles desde los puestos fijos como son las torretas de vigilancia.

El uso de éste medio suele ser variable en frecuencia, dependiendo del riesgo existente: en caso de detectar un incendio da una información exacta sobre su situación, características y evolución.

Además con el enlace de radio entre el avión y brigadistas simultáneamente con bases de operaciones, proporciona una rápida toma de decisiones.

Siempre que sea posible, un técnico experto en comportamiento de incendios forestales debe acompañar al piloto para valorar la peligrosidad de los incendios descubiertos.

Con el sistema de posicionamiento global GPS, se envían las coordenadas en tiempo real para su localización en mapas y coordinar las tareas por vía terrestre, como así también el cálculo de la superficie.

Equipos de fotografía y filmación completan el trabajo para su posterior estudio y evaluación.

Helicópteros:
Observación y vigilancia:  Tiene la ventaja de su gran maniobrabilidad, ya que puede aterrizar, casi, en cualquier parte.

Equipados con cámaras de vídeo, equipos de comunicaciones y GPS, para poder determinar focos, perímetros y superficie.

Extinción de incendios:  disponen de un sistema para el transporte del agua; el helibalde, pudiendo descargar el agua en cualquier parte, excepto en los focos mas virulentos del incendio.

Transporte del personal y herramientas: éste medio se puede utilizar, para el transporte de las brigadas forestales , desde sus zonas hasta el lugar del incendio, de manera que brigadas que tardarían 2  ó 7 horas en llegar al incendio, utilizando el helicóptero, para sus transporte tardarían 1/2 hora o menos.

 
 
 
Copyright MD Helicópteros y Aviones - Todos los derechos reservados